LA CONDUCTA INDIVIDUAL

LA CONDUCTA INDIVIDUAL

 

Una de las notas más relevantes del mensaje de Jesús en lo que a convivencia social y relaciones interpersonales se refiere,  o tal vez la más relevante, es sin duda la importancia que, de manera explícita o implícita, dio a la conducta individual. Este punto aparece omnipresente a lo largo y ancho de su mensaje, y siempre con una connotación extremadamente abarcadora y profunda.

Es que Jesús sabía mejor que nadie que las conductas individuales son los ladrillos con los que la dinámica social construye y moldea el conjunto social, orientándolo hacia el bien o hacia el mal, según las corrientes idiosincráticas prevalecientes. Y lo más importante es que sabía muy bien que la corriente prevaleciente de su tiempo era, y seguiría siendo, una orientada hacia el deterioro de los valores morales, una cuyos leit motiv son el egoísmo y la intolerancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *